Orígenes

 

El uso del Mindfulness en el ámbito de la Psicoterapia, la Psicología en general y en la Psicologia clínica en particular se ha generalizado en los últimos años.

 

El pionero de la utilizacion del Mindfulness en la Psicoterapia parece ser Ron Kurtz, un psicoterapeuta americano, que a finales de los años 60 comenzo a vislumbrar los usos de la práctica en el proceso psicoterapeútico.

 

La vision de Kurtz, fue más alla del Mindfulness como “herramienta”, “técnica” o la mera prescripción de su ejercicio. Entendía “Mindfulness” como la base del trabajo psicoterapéutico. En algún sentido esta idea tiene algo de revolucionario, algo de cambio de paradigma, tal y como fue descrito por Thomas Kunth.

 

Usos en Psicoterapia

 

Son varios los usos del Mindfulness:

 

Cómo Práctica a Prescribir

 

La cantidad de evidencia empírica que se ha acumulado en los últimos años, parece recomendar el uso del Mindfulness como práctica de regulación emocional. De la misma forma, Mindfulness se ha probado como intervención efectiva en la reducción de la Ansiedad y la Depresión (Rodrigues, 2017). Toda esta evidencia empírica no está libre de controversias, ya que Mindfulness en un concepto de difícil operacionalización para su investigación, ta y como explica Van Dam (2017).

Carlos Ramirez Psicologo Bilbao

Regulación Emocional Simpático- Parasimpático

Siendo muy conocidos los beneficios neuro-fisiológicos de la práctica son de reseñar los componentes cognitivos asociados a la idea de vivir en el Presente. No vivir en la pre-ocupación (lo que está por venir), ni en lo ya vivido (pasado). Otras ideas cercanas a la práctica son las de la compasión hacia uno mismo y lo que nos rodea, el contemplar sin juicio, el poder no hacer, o hacer despacio… Todas estas propuestas, pudieran ser parte de una intervención cognitiva o incluso conductual. En este sentido, Mindfulness en Psicoterapia se ha añadido a varias terapias como la Cognitivo-Conductual o forma parte de las llamadas “terapias de tercera generación“, que dan más importancia a la función de la conducta que a la conducta en sí.

 

Por lo tanto, pudiera ser conveniente la prescripción de la práctica de Mindfulness fuera del espacio de consulta por sí misma o aderezada con otros tipos de intervención. En este sentido se habla de la unión entre Oriente y Occidente, entre el Dalai Lama y Aaron Beck (padre de la terapia cognitiva), como ilustra la siguiente imagen.

Dalai Lama & Aaron Beck / Mindfulness y Terap Cognitiva / Oriente & Occidente

En el Trabajo Psicoterapeútico

 

El uso de la práctica en consulta Mindfulness desarrolla una habilidad de la conciencia, que se conoce como el “yo observador”. Una parte de la conciencia que permite observar otras partes de cada uno, más alla del síntoma o el sufrimiento. Esto es de suma utilidad en Psicología Clínica y Psicoterapia independientemente del modelo Psicoterapeutico utilizado. La práctica propone observar; sin entrar en la propia parte ansiosa, depresiva o iracunda… Permite, desde un lugar de aceptación, libre de juicio y compasivo, revisar el proceso que se desencadena dentro de la persona.

 

De esta forma, es posible tomar conciencia, darse cuenta del proceso que se pone en marcha frente a determinados desencadenantes, como pueden ser eventos, circunstancias, relaciones etc… En el proceso de “indagación” en consulta, Mindfulness, permite que aparezca infomarción relevante para el proceso, sin preguntar. De una forma sutíl, respetuosa y sin demasiada intención. Desde la Atención Plena- Mindfulness el proceso fluye hacia temas, historias o asuntos nucleares para el cambio de la persona.

 

Es de particular importancia, la observación de los elementos corporales, tal y como han sido descritos por Pat Odgen en su libro “El trauma y el Cuerpo” o el Método Hakomi. Ambos enfoques utilizan el Mindfulness para acceder a través del cuerpo a material nuclear de la persona, a registros preverbales, recuerdos, memorias verbales, explícitas, implicitas o a información tambien llamada sensoriomotriz. Todas estas memorias y respuestas automáticas, almacenadas en el cuerpo, configuran en ocasiones, el conjunto de respuestas arcaicas, rígidas y esteriotipadas, que generan sintomatología y sufrimiento innecesario en las personas en el presente.

 

Mindfulness, nos ofrece, a través del cuerpo y la conciencia corporal, una via directa al Inconsciente Adaptado de la persona.

 

En la Relación Terapeútica – Terapeuta Atento

 

La relación terapeútica, la propia presencia del terapeuta (tambien llamada personhood) y el cliente en sí mismo, se van consolidando como los tres factores más importantes en el resultado de la Psicoterapia, más alla del modelo terapeútico utilizado, tal y como presentó hace años el famoso estudio de Orlinsky & Howard, 1986.

 

Por otro lado, la Teoría Polivagal de Stephen Porges y las Neuronas espejo de Victorio Gallese, aportan la base neurofisiologíca que explica la necesidad de una Presencia particular del terapeuta en consulta. Una presencia, calmada, acogedora, sintonizada, atenta, que ofrezca un espacio seguro, respetuoso y de aceptación, siendo todas estas caracteristicas inherentes a la práctica del Mindfulness.

 

Mindfulness propone una mirada, de aceptación radical, libre de juicio, regulada y compasiva. Este tipo de presencia genera una Neurocepción , una resonancia límbica facilitadora del proceso terapeútico. Esta presencia, calmada, consciente y regulada facilita procesos de regulación emocional en el cliente, generando de esta manera nuevas experiencias potencialmente transformadoras.

 

La mirada que Mindfulness le ofrece al terapeuta, permite a este conectar de forma clara y sin juicio con los elementos transferenciales y contra-transferenciales de la relación. La propia conciencia corporal que Mindfulness propone, permite al terapeuta darse cuenta, tomar conciencia de la contra-transferecia, poniendo esta poderosa herramienta al servicio del proceso terapeútico.

 

Por otro lado, un profesional Atento, Mindful a través de este estar regulado, consciente, gentíl y en aceptación está protegiendose de la propia desregulación que en ocasiones genera el trabajo clínico, como ha sido descrito en el libro Mindfulness and Psychotherapy de Germen, Siegel & Fulton. De esta forma, la práctica se convierte para el terapeuta en un elemento profiláctico y de auto-cuidado, existiendo mucha bibliografia al respecto.

En este video presento la propia práctica y sus usos de forma sencilla y concisa.

 

Conclusión

 

Mucho más se puede hablar pero estos tres aspectos, hacen la práctica del Mindfulness muy atractiva para cualquier psicoterapeuta. Esta práctica ofrece además la posibilidad de incorporar el componente “espiritual” que todas las personas contenemos en la Psicoterapia. Tal y como se ilustra en el libro, Psicoterapia al Estilo del Tao te-ching.

 

Mindfulness Psicoterapia

 

Puedes conocer más sobre talleres y formación en Mindfulness y sus usos para profesionales de la Psicología  y Psicoterapia en:       https://psicoterapiabilbao.es/talleres-psicoterapia-bilbao/

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2015 © Copyright - Psicoterapia Bilbao

Centro Sanitario Autorizado Gobierno Vasco Nº48/C2.2.8585

Número Colegiado-BI02953